jueves, 18 de marzo de 2010

TEJIDOS VEGETALES


Habitualmente usamos la palabra tejido para hablar de un grupo de células con la misma naturaleza que cumplen la misma función. La especialización de las células se debe a que el ser vivo necesita llevar a cabo un gran número de funciones distintas; para ello sus órganos se adaptan a las distintas funciones gracias a los tejidos que los componen. Los tejidos vegetales son mucho más simples que los animales y permiten estudiarlos con mayor facilidad.

En un vegetal superior se observa un aparato vegetativo, un conjunto de órganos que contribuyen a su vida y crecimiento (raíces, hojas, tallos), con funciones claramente diferenciadas. Sin embargo, en el caso de los vegetales inferiores no se puede hablar propiamente de tejidos, ya que no disponen de elementos conductores de savia (vasculares), aunque sí podemos hablar de pseudotejidos, que empiezan a mostrar cierta especialización y división del trabajo fisiológico. En este tipo de organismos no es posible distinguir raíces, hojas y tallos.

Los meristemas son grupos de células que no desempeñan una función determinada, están indiferenciadas inicialmente. Posteriormente se diferencian, agregándose a tejidos especializados para permitir el crecimiento de los órganos de la planta. Son células jóvenes de gran núcleo, vacuolas pequeñas y proliferan rápidamente.

Las funciones de elaboración, transporte, almacenamiento de agua o aire y acumulación de sustancias son desempeñadas por células parenquimáticas, que constituyen la masa fundamental del vegetal. No se reproducen, sus paredes contienen poca celulosa, tienen poco plasma y muchas vacuolas. En algunos organismos se hace necesario un sistema más complejo de conducción (cuerpos leñosos).

Los tejidos de sostén están formados por células muertas (esclerénquima) si se trata de órganos adultos y por células vivas (colénquima) si se trata de órganos en crecimiento.

Además, los vegetales jóvenes (de menos de un año) están protegidos por un tejido compuesto de células incoloras (sin clorofila) que constituyen la epidermis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada